Beneficios del flúor


La caries dental era cosa normal en nuestras bocas. Pero durante las ultimas décadas se ha reducido dramáticamente su incidencia. La razón principal: Flúor. Las investigaciones científicas han demostrado que reduce las cavidades entre 20 y 40 por ciento en los infantes y en un 15 a 35 por ciento en los adultos. También sirve para remineralizar lesiones de caries que se encuentran en su etapa inicial antes de convertirse en una cavidad abierta.

Desafortunadamente, muchas personas continúan mal informados acerca de los beneficios del flúor. La Asociación Dental Americana (ADA) ha informado recientemente a la colectividad acerca de éste tópico. Los factores más relevantes son:

El Flúor es beneficioso:
Cuando el flúor es añadido a las aguas de consumo masivo se trata de la medida más efectiva conocido hasta los momentos para prevenir la caries dental durante toda una vida. También los productos que contienen flúor ayudan a prevenir y remineralizar las lesiones iniciales de caries.

El flúor es beneficioso para todas las personas:
El Flúor beneficia a gente de todas las edades. Por ejemplo, en los bebés, cuando los dientes están todavía en etapa de formación , el flúor actúa endureciendo el esmalte haciendole más resistente al ataque de los ácidos en la boca. Los estudios indican que las personas que toman aguas fluoradas desde su nacimiento experimentan 40 por ciento menos caries durante su vida.
Para los adultos también existen muchos beneficios. El flúor previene y repara (remineraliza) las lesiones iniciales de caries. Para los ancianos, que experimentan con frecuencia caries en las raíces de sus dientes, el flúor es vital para su prevención.


El flúor es solo parte de lo que se necesita para prevenir la caries dental:
Aunque el flúor es muy importante en éste aspecto, existen otros medios importantes para prevenir la caries. El cepillado dental al menos dos veces al día junto al uso del hilo dental y una dieta balanceada son algunos de las terapéuticas importantes para prevenir la caries dental.

El flúor se consigue en diversas fuentes de la naturaleza:
Toda agua contiene flúor en su composición natural, en algunos casos en mayor o menor grado al necesario para prevenir la caries dental. La fluoración de las aguas de consumo masivo se hace utilizando concentraciones específicas para prevenir la caries dental. La otra forma de incorporar flúor a la boca es mediante las pastas dentales, enjuagues fluorados, geles y barnices de aplicación profesional. Tanto los fluoruros sistémicos (aquellos contenidos en las comidas y bebidas que ingerimos) como los tópicos (aquellos que se aplican sobre los dientes) actúan en conjunto.

La fluoruración del agua es segura y de bajo costo:
La fluoración de las aguas de consumo masivo está respaldad por la Asociación Dental Americana (ADA), La Organización Mundial de la Salud, el Servicio público de USA, la Asociación Médica Americana y la Asociación Americana contra el cáncer. El costo promedio al año (por persona) de fluorar las aguas de consumo masivo se calcula en menos de 50 centavos de dólar. Este costo es menor que el costo promedio de una sola restauración dental.

No todas las ciudades del mundo fluorizan sus aguas de consumo masivo:
La mayoría de las ciudades de los países industrializados del mundo lo hacen a diferencia de la mayoría de las ciudades de los países en vías de desarrollo. Por ejemplo Venezuela no tiene sus aguas de consumo masivo fluoradas..

Las personas que viven en comunidades sin aguas fluoradas aun pueden disfrutar de los beneficios del flúor:
En estas comunidades, los odontólogos y médicos pueden prescribir tabletas y gotas con flúor. También se puede agregar flúor a las aguas de los institutos pre-escolares. La otra vía es mediante la utilización diaria de pastas dentales y/o enjuagues con flúor además de la aplicación de flúor en el consultorio dental.

0 comentarios: